Las acciones de GEM están dirigidas por el principio de igualdad y no discriminación; los distintos proyectos que dentro de la organización se desarrollan, van encaminados siempre a la búsqueda de la igualdad entre mujeres y hombres y toman como referente los planteamientos de la CEDAW al respecto.

La igualdad es un valor transformado en Derecho Humano, este derecho requiere que los Estados tomen acciones específicas y concretas para que todas las mujeres puedan disfrutarla. La igualdad no es la exigencia de trato idéntico sino que se logra con la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres a través de las acciones, planes y programas de los Estados, mismos en los que participamos como sociedad civil.

El artículo 1° de la CEDAW define la discriminación contra las mujeres como: “A los efectos de la presente convención, la expresión discriminación contra la mujer denotará toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.”

El concepto de igualdad que establece la CEDAW no implica la necesidad de igualar a las mujeres con los hombres sino que es una igualdad en el reconocimiento, goce y ejercicio de los derechos humanos de ambos.

Conoce más sobre los planteamientos de la CEDAW.